Volver al sitio

EL ROL DE LA TECNOLOGÍA EN LOS SERVICIOS SOCIALES Y LA COMUNIDAD

· Tecnología

La importancia de la tecnología para coordinar servicios sociales y maximizar el alcance comunitario

Las crisis medioambientales y de salud siempre han superado las agendas planificadas y los objetivos establecidos de las organizaciones comunitarias para continuar ejerciendo labores de manera tradicional y más importante aún, para coordinar asistencia social y llegar a los más necesitados. Aunque el COVID-19 ha detenido al mundo entero, particularmente en Puerto Rico se han experimentado bruscas interrupciones con anterioridad a causa de fenómenos que han derrotado cualquier intento de gestión: desde el Huracán María hasta el reciente terremoto que ha sacudido la realidad del sur y de toda la isla; teniendo como resultado una falta de atención a las necesidades sociales y en la mitigación de las brechas identificadas. En consecuencia, las organizaciones de impacto comunitario se han visto obligadas a redirigir sus esfuerzos hacia nuevas maneras de alcanzar sus objetivos. Asimismo, esta complejidad se extiende a los individuos que más lo necesitan, dado que encuentran dificultades mayores para encontrar ayuda en estas circunstancias. Efectivamente, son realidades que no solo atañen a las organizaciones sin fines de lucro, sino también a todas las corporaciones, entidades privadas y gubernamentales. Al final, todo resulta en un hito fundamental: la falta de conexión entre la necesidad y la entidad que puede asistir.

Los servicios sociales son la herramienta principal para una integración apropiada de las comunidades desfavorecidas y de los individuos en desventaja, resultando en un fortalecimiento del tejido social. Frente a la situación descrita, y teniendo en cuenta que la necesidad no puede esperar, los métodos tradicionales que las organizaciones comunitarias en Puerto Rico están utilizando para impactar en la sociedad y generar resultados tangibles parecen no ser suficiente. Las organizaciones comunitarias necesitan medir el resultado de sus impactos para conectar con fondos dirigidos a sus programas, y asegurar la continuidad de sus servicios. Como bien menciona Rafael Torrech en su artículo Las OSFL: ausentes necesarias, “ las OSFL se han ganado el respeto y la confianza de la comunidad por sus ejecutorias. Tienen la especial capacidad y experiencia para reinventarse según las necesidades y urgencias de las comunidades a las que sirven.” Ahora bien, en una situación de crisis, ¿cómo pueden las organizaciones ampliar sus ayudas para continuar asistiendo a la sociedad en momento de mayor necesidad?

En una sociedad cada vez más activa en el mundo digital, es necesario adquirir nuevas herramientas que sean contemporáneas y relevantes para tener resultados eficientes. La tecnología permite anticiparse al impacto que algún fenómeno atmosférico puede causar. En palabras simples, la organización social ya no necesita realizar un estudio de necesidad para cada desastre natural, por el contrario, ya tiene identificados a individuos que previamente requerían una reparación de techo; lo que permite que de antemano la organización se prepare para atender el caso, agilizando así la ayuda social. Por lo tanto, como parte de la estructura de cada organización, priorizar la utilización de la tecnología permitirá impactar con mayor éxito en la sociedad digitalizada actual.

Para beneficiarse de los aspectos digitales mencionados, se debe integrar la tecnología en los procesos de coordinación social. En orden de prioridad:

  1. El uso de la tecnología para agilizar la asistencia social;
  2. La conexión entre el individuo que necesita ayuda y la organización que puede asistirle;
  3. Networks entre organizaciones aliadas, de interés o de apoyo;
  4. Mapas interactivos para ubicar a las organizaciones por región y pueblo;
  5. Referir casos de individuos en necesidad entre organizaciones para cerrar el círculo de ayuda;
  6. Manejo de casos y administración de recursos;
  7. Y, lo más importante, el alcance comunitario y la medición del impacto.

Las crisis siempre revelan oportunidades; oportunidades que bien gestionadas siempre resultarán en comunidades más resilientes. En Sociants siempre se ha tenido en cuenta que las necesidades de las personas no pueden esperar, y la colaboración entre proveedores comunitarios es fundamental para el desarrollo social. Gestionar casos y continuar alcanzando a la comunidad en una misma plataforma tiene beneficios incalculables que aseguran una mayor precisión para atender las necesidades de las personas. A través de la tecnología, Sociants tiene como objetivo apoyar a las organizaciones que están dando las ayudas a conectar de forma fácil y rápida con los individuos que las necesitan.

La tecnología es una inversión social que permite visibilidad, transparencia, medición y monitoreo de cualquier esfuerzo realizado. Uniendo esfuerzos se podrá maximizar el impacto social de todas las organizaciones comunitarias y obtener mejores resultados.

¿Qué dices, comenzamos hoy?

Karla Vargas

Manejadora de Proyectos

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar